Miles de cosas nos vienen a la mente cuando escuchamos hablar de Barcelona: la arquitectura sin igual de Gaudí, su palpitante vida cultural y una historia con gran cantidad de construcciones que dan testimonio de ella.

En resumen, Barcelona es una ciudad que tiene todo lo ideal para perderse unos días, y hasta para desear quedarse allí para siempre.

Si buscas sitios interesantes que ver en Barcelona, aquí te mostramos diez que no puedes perderte. ¿Te vienes a ver la Ciudad Condal?

 

#1 La Sagrada Familia

sagrada familia

Como muchas de las obras arquitectónicas de Barcelona, la Sagrada Familia fue, y sigue siendo, controvertida.

Durante años, los académicos han debatido acerca de si los ingenieros se alejaron demasiado de la visión original del arquitecto Antoni Gaudí, que murió cuando sólo una cuarta parte del proyecto se había realizado.

Es difícil no quedar atrapado por la magia de este lugar, que en 2026 será el edificio religioso más alto de Europa.

Fusionando los estilos gótico y art nouveau de forma sin precedentes, la basílica también se inspira en la naturaleza como eje central.

Los hiperboloides, colores brillantes y representaciones de animales poco convencionales personifican la creencia de Gaudí, de que la naturaleza y lo divino estaban vinculados.

Te aseguramos que contemplar el arte de Gaudí será una experiencia inolvidable. No lo dudes y reserva tu sitio en el tour gratuito por la Barcelona del Modernismo, que se realiza todos los días a las 15:30.

 

#2 Palau de la Música

Gaudí puede ser la cara más reconocible del modernismo catalán, pero muchos de sus contemporáneos también dejaron su impronta en Barcelona.

Uno de ellos fue Lluís Domènech i Monater, el arquitecto barcelonés que proyectó el Palau de la Música Catalana, construido en 1908. Un lugar designado como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Su visita está incluida en el tour gratuito por el Casco Antiguo de Barcelona, que tiene lugar todos los días por la mañana y el mediodía. Tan solo tienes que reservar con tiempo y podrás conocer más sobre la historia de Barcelona.

 

#3 Barri Gótic

Las calles laberínticas de este barrio desembocan en plazas medievales como la Plaça del Rei, que fue el centro de toda actividad noble en Barcelona, y el lugar donde los monarcas catalano aragoneses recibieron a Cristóbal Colón cuando regresó del Nuevo Mundo.

Merece la pena su visita. Además si quieres encontrar los hallazgos más raros, tienes que levantarte pronto el domingo por la mañana y explorar el Mercat Gòtic, donde puedes encontrar antigüedades, y si tienes suerte, presenciar la danza tradicional catalana, la "Sardana", en la plaza.

 

#4 Plaça del Rei

Plaça del Rei

La Plaza del Rei se encuentra situada en el corazón de Barri Gòtic.

Los escalones debajo de los arcos del Palau Reial (Palacio Real) son un lugar agradable para sentarse y contemplar la historia de esta plaza. Pero para una inmersión más profunda en el pasado de Barcelona, debes visitar el Museo de Historia de la Ciudad, donde puedes pasear incluso por un Camino romano.

Esta plaza forma parte del tour por el Casco Antiguo de Barcelona, que es gratis y tiene dos recorridos diarios. Reserva tu sitio y descubre lugares inolvidables.

 

#5 Passeig de Gràcia

Un paseo por Gràcia, uno de los distinguidos distritos que tiene esta ciudad, es un paseo por la Barcelona de hace un siglo, cuando ni siquiera formaba parte de la ciudad.

Si te interesa saber cómo era la vida de las ciudades hace años, no debes perderte el Paseo de Gràcia.

Gracias a que la zona está habitada por estudiantes y artistas de toda Europa, tiene un carácter cosmopolita y con una gran vida nocturna, con cafeterías y discotecas por todo el paseo.

Si vienes en agosto, añádelo a la lista de qué ver en Barcelona, porque se celebran sus fiestas y verás las calles adornadas con auténtico estilo catalán: extravagante, imaginativo y festivo.

Gràcia es un destino del tour la Barcelona Prohibida. Apúntate y sorpréndete con otros destinos de este tipo.

 

#6 Playas de Barcelona

Desees leer tranquilo, acudir a una fiesta animada o quizás realizar una sesión de surf, Barcelona tiene una playa para cada ocasión y tipo de viajero.

Sin embargo, si no tienes mucho tiempo, las playas pintorescas y los muelles llenos de yates en Port Olímpic están a un corto trayecto desde Grácia, en metro.

Un lugar tranquilo para un paseo diurno que por la noche se transforma con discotecas como Mac Arena Mar, una fiesta de baile al estilo de Ibiza que se celebra en la playa, y el Shoko Restaurant & Lounge Club. Todos ellos con el Mediterráneo como paisaje de fondo.

 

#7 Paseo por Las Ramblas

las ramblas

Ninguna visita a Barcelona estaría completa sin un paseo por Las Ramblas, el bulevar ancho y sombreado que atraviesa el corazón de Barcelona desde la Plaça Catalunya hasta Port Vell.

Ya sea que estés asistiendo a un espectáculo callejero, paseando bajo los árboles u observando a la gente desde una terraza, aquí nunca hay un momento aburrido.

Para obtener una vista panorámica de toda la acción, podrás finalizar tu ruta de las Ramblas, en el mirador de 18 pisos del Monumento a Colón, desde donde podrás contemplar toda la ciudad y el mar que la baña.

Este paseo forma parte del tour por la Barcelona Prohibida. Es gratuito, se hace a diario y tan solo tienes que apuntarte, para reservar tu sitio.

 

#8 Barrio del Eixample

L'Eixample, que significa "la ampliación" en catalán, fue una creación de Ildefons Cerdà que ensanchó la ciudad mucho más allá del casco antiguo.

Como uno de los barrios más grandes y planificados de Barcelona (desde arriba, en realidad parece una cuadrícula perfecta), l'Eixample tiene mucho que ofrecer a los visitantes. Desde la arquitectura modernista hasta los mercados y museos, y más allá, esto es lo que hay que ver y hacer.

En el barrio encontrarás el Paseo de Graciá, el Mercat dels Encants Vells, Museo del Modernismo Catalá, entre otros.

Perderse aquí es un deleite, y es el origen de lo que hoy es Barcelona.

 

#9 Catedral Santa María del Mar

Catedral Santa María del Mar

Para obtener una perspectiva de la antigüedad de la basílica de Santa María del Mar, y de la tradición arquitectónica de Barcelona, ​​piensa que cada canto utilizado en la construcción de la iglesia, fue arrastrado uno por uno desde las montañas cercanas por personas comunes.

Cuando el proyecto se completó en 1383, 54 años después de que se colocara la primera piedra, los ciudadanos se maravillaron con lo que habían creado: un templo gótico en alza, acentuado con vívidos paneles de cristal de colores, iluminados por luz.

Gran parte de la estructura original permanece en la actualidad, a pesar de los daños en el interior que provocó un incendio que duró 11 días, durante la Guerra Civil Española en 1936.

 

#10 Plaça Catalunya

Este es el mejor punto de encuentro en la ciudad. Está justo en la parte inferior del elegante Passeig de Gràcia y en la parte superior de Las Ramblas.

Es el sitio en que la gente espera a los amigos por la noche para tomar algo o, como turista, el punto de partida para un día de compras.

La sucursal más emblemática de Barcelona de El Corte Inglés está justo aquí, y si eres nuevo en la ciudad y quieres orientarte, puedes entrar para recoger un mapa.